10 de julio de 2013

  • 7/10/2013 02:18:00 p. m.
SANTO DOMINGO.- El Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez lamentó que en la Navidad la gente se interese más por ir a las fiestas a "bailar y a gozar" que por recordar el nacimiento de Jesús.
Reconoció que en República Dominicana también hay mucha irresponsabilidad paterna, lo que atribuyó a que los hoy padres de familia no fueron educados y atendidos adecuadamente en su infancia, "y eso lo han proyectado en sus hijos ahora".


López Rodríguez habló en la Catedral Metropolitana Santa María de la Encarnación Primada de América, donde ofició  la misa de Navidad, en la cual llevó un mensaje de felicitación a los dominicanos, a quienes deseó que en el nuevo año "puedan vivir en condición de familia, de integración y crecimiento espiritual y material".

“El llamado tiene que ser a todos, por un lado el sentido de la unidad de la familia, el sentido de felicitación por todo lo que significa la Navidad y año nuevo que se aproxima”, expresó.
Recordó que el hijo de Dios quiso nacer “en una cueva humilde para que se vea que la grandeza humana no tiene ningún significado, la grandeza humana que la gente se cree que tiene el mundo en el puño, eso no es nada”.

Dijo que las veces que ha estado en Belén, donde nació el hijo de Dios, se queda anonadado de saber que en esta cueva tan humilde, que ahora es una iglesia amplia, fue donde quiso nacer el hijo de Dios, "para que se vea que la grandeza humana no tiene ningún significado, la grandeza humana que la gente se cree que tiene el mundo en el puño, eso no es nada”.
 
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Cardenal lamenta que en Navidad la gente sólo "goza y baila"

SANTO DOMINGO.- El Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez lamentó que en la Navidad la gente se interese más por ir a las fiestas a "bailar y a gozar" que por recordar el nacimiento de Jesús.
Reconoció que en República Dominicana también hay mucha irresponsabilidad paterna, lo que atribuyó a que los hoy padres de familia no fueron educados y atendidos adecuadamente en su infancia, "y eso lo han proyectado en sus hijos ahora".


López Rodríguez habló en la Catedral Metropolitana Santa María de la Encarnación Primada de América, donde ofició  la misa de Navidad, en la cual llevó un mensaje de felicitación a los dominicanos, a quienes deseó que en el nuevo año "puedan vivir en condición de familia, de integración y crecimiento espiritual y material".

“El llamado tiene que ser a todos, por un lado el sentido de la unidad de la familia, el sentido de felicitación por todo lo que significa la Navidad y año nuevo que se aproxima”, expresó.
Recordó que el hijo de Dios quiso nacer “en una cueva humilde para que se vea que la grandeza humana no tiene ningún significado, la grandeza humana que la gente se cree que tiene el mundo en el puño, eso no es nada”.

Dijo que las veces que ha estado en Belén, donde nació el hijo de Dios, se queda anonadado de saber que en esta cueva tan humilde, que ahora es una iglesia amplia, fue donde quiso nacer el hijo de Dios, "para que se vea que la grandeza humana no tiene ningún significado, la grandeza humana que la gente se cree que tiene el mundo en el puño, eso no es nada”.