15 de agosto de 2013

  • 8/15/2013 06:21:00 a. m.
Santo Domingo Norte. Cansados de ser asaltados, robados y timados, varias tiendas en Villa Mella toman las fotos de sus cámaras de seguridad donde revela las identidades de las personas que les han robado y las exhiben al público como forma de alerta a la ciudadanía.

Cientos de curiosos se acercan para confinar que ningún pariente, amigos o incluso ellos estén en lista negra, de dicho mural de la vergüenza, donde se ven los rostros de los supuestos ladrones que roban constantemente en las inmediaciones de la Sirena de Villa Mella.

Se puede capta que en su mayoría son mujeres, y en casos especiales atraco a mano armada, se les destaca en un cuadro aparte como si fuera el empleado del mes a los presuntos malhechores.
Decenas de personas consultada favorecen la medida y les resulta novedosa ya que les permite identificar a sus agresores”si un  mal día  se encuentran  con estos elementos azaroso”, así lo manifestó con el puño apretado y gesto de enfado e impotencia doña María residente en las inmediaciones de uno de los negocios afectados.
 
Esta novedosa idea, es producto de un pequeño negocio de una familia extranjera, que busca la manera de castigar a sus ladrones exponiendo las fotos al público.
 
Esta historia se repite  en muchos de los negocios que operan en el sector  de Buena Vista Primera, donde  la delincuencia ha alcanzado niveles realmente alarmantes.

Medidas preventivas en otros locales comerciales en Villa Mella 

El comerciante Brayant Ogando, dueño del colmado Brayant, ha aprendido de la experiencia ajena  y como medida preventiva, procedió a colocar cámaras de videos en su negocio, para asustar a los ladrones, o por lo menos  lograr reconocerlos,  a fin de que la policía los atrape.

“Tengo diez años con este colmado y nunca me han atracado, creo que tengo suerte, porque la inseguridad que vive el país nos coloca a todos como posibles víctimas”, comentó Ogando.

También  atribuye su dicha  a que cuenta con la visita constante de los vecinos, que permanecen por largo tiempo jugando dominó o compartiendo unas cervezas y además, cierra a las 10:00, tras considerar que después de esa hora es que los ladrones asaltan.

Estadísticas de delitos

Debido a que en la  República Dominicana la delincuencia también tiene cara  de niño o joven, para los comerciantes cualquier menor extraño en el lugar puede ser un informante o posible atracador. Lamentablemente,  esa percepción no es errada, pues las estadísticas de delincuencia juvenil así lo indican.

Según datos del Departamento de Estadísticas de la Procuraduría General de la República, el 34% de los hechos delictivos que cometen los menores edad, corresponden a robos agravados  y el 32%, homicidios, siendo estas las infracciones más comunes.
 
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Negocios en Villa Mella develan rostros de sus atracadores

Santo Domingo Norte. Cansados de ser asaltados, robados y timados, varias tiendas en Villa Mella toman las fotos de sus cámaras de seguridad donde revela las identidades de las personas que les han robado y las exhiben al público como forma de alerta a la ciudadanía.

Cientos de curiosos se acercan para confinar que ningún pariente, amigos o incluso ellos estén en lista negra, de dicho mural de la vergüenza, donde se ven los rostros de los supuestos ladrones que roban constantemente en las inmediaciones de la Sirena de Villa Mella.

Se puede capta que en su mayoría son mujeres, y en casos especiales atraco a mano armada, se les destaca en un cuadro aparte como si fuera el empleado del mes a los presuntos malhechores.
Decenas de personas consultada favorecen la medida y les resulta novedosa ya que les permite identificar a sus agresores”si un  mal día  se encuentran  con estos elementos azaroso”, así lo manifestó con el puño apretado y gesto de enfado e impotencia doña María residente en las inmediaciones de uno de los negocios afectados.
 
Esta novedosa idea, es producto de un pequeño negocio de una familia extranjera, que busca la manera de castigar a sus ladrones exponiendo las fotos al público.
 
Esta historia se repite  en muchos de los negocios que operan en el sector  de Buena Vista Primera, donde  la delincuencia ha alcanzado niveles realmente alarmantes.

Medidas preventivas en otros locales comerciales en Villa Mella 

El comerciante Brayant Ogando, dueño del colmado Brayant, ha aprendido de la experiencia ajena  y como medida preventiva, procedió a colocar cámaras de videos en su negocio, para asustar a los ladrones, o por lo menos  lograr reconocerlos,  a fin de que la policía los atrape.

“Tengo diez años con este colmado y nunca me han atracado, creo que tengo suerte, porque la inseguridad que vive el país nos coloca a todos como posibles víctimas”, comentó Ogando.

También  atribuye su dicha  a que cuenta con la visita constante de los vecinos, que permanecen por largo tiempo jugando dominó o compartiendo unas cervezas y además, cierra a las 10:00, tras considerar que después de esa hora es que los ladrones asaltan.

Estadísticas de delitos

Debido a que en la  República Dominicana la delincuencia también tiene cara  de niño o joven, para los comerciantes cualquier menor extraño en el lugar puede ser un informante o posible atracador. Lamentablemente,  esa percepción no es errada, pues las estadísticas de delincuencia juvenil así lo indican.

Según datos del Departamento de Estadísticas de la Procuraduría General de la República, el 34% de los hechos delictivos que cometen los menores edad, corresponden a robos agravados  y el 32%, homicidios, siendo estas las infracciones más comunes.