5 de agosto de 2014

Santo Domingo, República Dominicana. El Presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Ing. Federico Antún Batlle (Quique), consideró hoy como  inaceptable que a los descendientes dominicanos residentes en el exterior,  se les esté cobrando altas sumas de dineros para traducir y legalizar la documentación que les garantiza su dominicanidad, mientras en el país se exonera esos mismos pagos a los extranjeros.

El Presidente de los reformistas dijo que en su reciente visita por las filiales del PRSC en los Estados Unidos, recibió numerosas denuncias de dominicanos que enfrentan esa problemática,  cuyos hijos voluntariamente quieren adquirir la nacionalidad dominicana y sin embargo  no lo hacen debido a que el consulado les está cobrando hasta 500 dólares por nacionalizarse.
Quique Antún expresó  que mientras las autoridades nacionales disponen de más de mil millones de pesos para  registrar los extranjeros que de una forma u otra viven en la República Dominicana los dominicanos y sus familiares que residen en el exterior y que hacen grandes aportes al desarrollo nacional, tienen que sacrificar sus presupuestos pagando en nuestros consulados para obtener cualquier documento que avale su estatus en los países donde viven.
“El Partido Reformista Social Cristiano, está demandando que esos servicios que brindan los consulados en el exterior, sean gratuitos para todos los descendientes de dominicanos nacidos en el extranjero, por lo que solicitamos a las autoridades responsables que instruyan para terminar con esa medida aberrante que conspira contra la dominicanidad”, dijo Antún Batlle.
El Presidente del PRSC al hablar en rueda de prensa celebrada este martes en la sede principal de la organización política, manifestó que es lamentable que a los hijos de los dominicanos nacidos fuera del país, y a los que nuestra Constitución les reconoce la nacionalidad dominicana por el jus sanguinis,  se les esté exigiendo elevadas sumas de dinero en los consulados dominicanos para lograr la nacionalidad, mientras otros nacionales extranjeros la consiguen gratis.
“Estamos frente a un hecho inaceptable e incongruente por demás,  porque mientras a personas de origen extranjero se les facilita de manera gratuita la documentación para su legalidad y permanencia en el país e incluso con la vocación de optar por nuestra nacionalidad, a los dominicanos nacidos en el exterior se les condena al pago por la documentación que les garantiza su dominicanidad, eso sencillamente es inaceptable”, enfatizó Quique Antún.
Quique Antún consideró que los más de mil millones de pesos que el  Estado dispone para exonerar la tramitación de documentos a extranjeros, podrían  ser necesarios para procurar una mejor calidad de vida a  los dominicanos en áreas sensitivas como la salud, la educación, la seguridad ciudadana, la creación de nuevos empleos y para  redimir la pobreza extrema a miles de familias dominicanas que diariamente se consumen en la miseria.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Partido Reformista ve inaceptable consulados cobren por nacionalizar descendientes dominicanos

Santo Domingo, República Dominicana. El Presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Ing. Federico Antún Batlle (Quique), consideró hoy como  inaceptable que a los descendientes dominicanos residentes en el exterior,  se les esté cobrando altas sumas de dineros para traducir y legalizar la documentación que les garantiza su dominicanidad, mientras en el país se exonera esos mismos pagos a los extranjeros.

El Presidente de los reformistas dijo que en su reciente visita por las filiales del PRSC en los Estados Unidos, recibió numerosas denuncias de dominicanos que enfrentan esa problemática,  cuyos hijos voluntariamente quieren adquirir la nacionalidad dominicana y sin embargo  no lo hacen debido a que el consulado les está cobrando hasta 500 dólares por nacionalizarse.
Quique Antún expresó  que mientras las autoridades nacionales disponen de más de mil millones de pesos para  registrar los extranjeros que de una forma u otra viven en la República Dominicana los dominicanos y sus familiares que residen en el exterior y que hacen grandes aportes al desarrollo nacional, tienen que sacrificar sus presupuestos pagando en nuestros consulados para obtener cualquier documento que avale su estatus en los países donde viven.
“El Partido Reformista Social Cristiano, está demandando que esos servicios que brindan los consulados en el exterior, sean gratuitos para todos los descendientes de dominicanos nacidos en el extranjero, por lo que solicitamos a las autoridades responsables que instruyan para terminar con esa medida aberrante que conspira contra la dominicanidad”, dijo Antún Batlle.
El Presidente del PRSC al hablar en rueda de prensa celebrada este martes en la sede principal de la organización política, manifestó que es lamentable que a los hijos de los dominicanos nacidos fuera del país, y a los que nuestra Constitución les reconoce la nacionalidad dominicana por el jus sanguinis,  se les esté exigiendo elevadas sumas de dinero en los consulados dominicanos para lograr la nacionalidad, mientras otros nacionales extranjeros la consiguen gratis.
“Estamos frente a un hecho inaceptable e incongruente por demás,  porque mientras a personas de origen extranjero se les facilita de manera gratuita la documentación para su legalidad y permanencia en el país e incluso con la vocación de optar por nuestra nacionalidad, a los dominicanos nacidos en el exterior se les condena al pago por la documentación que les garantiza su dominicanidad, eso sencillamente es inaceptable”, enfatizó Quique Antún.
Quique Antún consideró que los más de mil millones de pesos que el  Estado dispone para exonerar la tramitación de documentos a extranjeros, podrían  ser necesarios para procurar una mejor calidad de vida a  los dominicanos en áreas sensitivas como la salud, la educación, la seguridad ciudadana, la creación de nuevos empleos y para  redimir la pobreza extrema a miles de familias dominicanas que diariamente se consumen en la miseria.