8 de octubre de 2014

Una joven de 29 años nativa de San Francisco decidió que el 1 de noviembre  someterse al procedimiento de "muerte asistida" ya que fue diagnosticada con cáncer terminar.  

Brittany Maynard, con esa intención  se mudó a Oregon, con su esposo y otros miembros de la familia, ya que es uno de los cinco estados de Estados Unidos que permite recurrir a la llamada "muerte digna".

La mujer fue diagnosticada, en enero de este año, con cáncer cerebral. En ese momento, sus doctores estimaron que su expectativa de vida era de tres y 10 años. Sin embargo, su condición se agravó.

La paciente tomó la decisión del suicidio asistido cuando estudios revelaron que el cáncer que padece es el más agresivo, un glioblastoma multiforme grado 4. Los médicos indicaron que le quedaban, aproximadamente, seis meses de vida.

"El tumor cerebral glioblastoma de Brittany Maynard está siendo tratado con varias prescripciones de fuertes drogas dirigidas a reducir la hinchazón del cerebro y tratar de minimizar las convulsiones debilitantes.

Desafortunamente, estas drogas vienen con los efectos secundarios que incluyen rápido aumento de peso e hinchazón en el rostro. A pesar de su profunda timidez debido a los cambios en su apariencia,  Brittany aceptó ser entrevistada para un video de  'Death with Dignity' por su profunda creencia en la ética del derecho humano básico a la salud", explica la página The Brittany Maynard Fund.

"Brittany reconoce que es injusto que la mayoría de la gente no puede acceder a la muerte con dignidad  porque no tienen los recursos y el tiempo para desarraigarse de su familia, buscar el cuidado médico apropiado y un sistema de apoyo", agrega el mensaje en el sitio.

Con el fondo, levantado junto a Compassion & Choices, Brittany quiere llamar la atención sobre la posibilidad  de que otros estados, incluyendo California, provean a los ciudadanos con la opción de "muerte asistida".

Actualmente, Brittany ha pasado el tiempo con su familia y viajando. La mujer espera morir en paz, ambientada con música en la cama que comparte con su esposo.





compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Paciente con cáncer decide suicidarse en noviembre (video)

Una joven de 29 años nativa de San Francisco decidió que el 1 de noviembre  someterse al procedimiento de "muerte asistida" ya que fue diagnosticada con cáncer terminar.  

Brittany Maynard, con esa intención  se mudó a Oregon, con su esposo y otros miembros de la familia, ya que es uno de los cinco estados de Estados Unidos que permite recurrir a la llamada "muerte digna".

La mujer fue diagnosticada, en enero de este año, con cáncer cerebral. En ese momento, sus doctores estimaron que su expectativa de vida era de tres y 10 años. Sin embargo, su condición se agravó.

La paciente tomó la decisión del suicidio asistido cuando estudios revelaron que el cáncer que padece es el más agresivo, un glioblastoma multiforme grado 4. Los médicos indicaron que le quedaban, aproximadamente, seis meses de vida.

"El tumor cerebral glioblastoma de Brittany Maynard está siendo tratado con varias prescripciones de fuertes drogas dirigidas a reducir la hinchazón del cerebro y tratar de minimizar las convulsiones debilitantes.

Desafortunamente, estas drogas vienen con los efectos secundarios que incluyen rápido aumento de peso e hinchazón en el rostro. A pesar de su profunda timidez debido a los cambios en su apariencia,  Brittany aceptó ser entrevistada para un video de  'Death with Dignity' por su profunda creencia en la ética del derecho humano básico a la salud", explica la página The Brittany Maynard Fund.

"Brittany reconoce que es injusto que la mayoría de la gente no puede acceder a la muerte con dignidad  porque no tienen los recursos y el tiempo para desarraigarse de su familia, buscar el cuidado médico apropiado y un sistema de apoyo", agrega el mensaje en el sitio.

Con el fondo, levantado junto a Compassion & Choices, Brittany quiere llamar la atención sobre la posibilidad  de que otros estados, incluyendo California, provean a los ciudadanos con la opción de "muerte asistida".

Actualmente, Brittany ha pasado el tiempo con su familia y viajando. La mujer espera morir en paz, ambientada con música en la cama que comparte con su esposo.