19 de junio de 2015


La Confederación Dominicana de Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (COPYMECON) aseguró que la Ley 189-11 sobre Desarrollo Hipotecario y de Fideicomiso garantiza que la población de menos ingresos pueda obtener una vivienda que pueda pagar “sin ser engañada”. 

El presidente de la entidad, Eliseo Cristopher, planteó que con la puesta en marcha de dicha legislación COPYMECON inició el proyecto Fideicomiso-COPYMECON, para lograr que las pymes del sector tengan la credibilidad y oportunidad para desarrollar sus proyectos con el apoyo de las Fiduciarias.

Explicó que el proyecto generará las condiciones para la construcción de viviendas de bajo costo, asimilando las facilidades otorgadas por el gobierno a las empresas, como las que conllevan exenciones impositivas al construir con la modalidad de fideicomiso casas fuera de los estándares normales, con el propósito de reducir los costos de construcción y los precios de venta.

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) señala que los proyectos de construcción que se realizan bajo la modalidad del fideicomiso están exonerados del pago del impuesto sobre la renta, del impuesto sobre los activos y del impuesto a la propiedad inmobiliaria, entre otros.

“Esta ley (189-11) puede ser utilizada como motor para impulsar el crecimiento económico de las localidades, a través de las mipymes de la construcción, al tiempo que contribuye a reducir el déficit habitacional, lo que facilitaría la construcción de viviendas destinadas a familias de ingresos medianos y bajos”, indica un comunicado de COPYMECON.

Además, recibir una compensación adicional por el aporte de los terrenos del Estado al fideicomiso de construcción y recibir el beneficio adicional de un financiamiento hipotecario a una tasa fija y a un mayor plazo, lo que le permitiría adquirir su vivienda a un costo accesible a los niveles de ingresos y posibilidades de pago.

También, puntualiza el presidente de los pequeños y medianos constructores, que con el programa de COPYMECON se preparan varios proyectos habitacionales en diferentes provincias del país, en los que una parte significativa de sus pobladores obtendrán el beneficio de una vivienda de calidad a muy bajo costo y con las facilidades de pago que les ofrecen las fiduciarias del país. 
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Mipymes de la construcción aseguran Ley 189-11 beneficia a los pobres


La Confederación Dominicana de Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (COPYMECON) aseguró que la Ley 189-11 sobre Desarrollo Hipotecario y de Fideicomiso garantiza que la población de menos ingresos pueda obtener una vivienda que pueda pagar “sin ser engañada”. 

El presidente de la entidad, Eliseo Cristopher, planteó que con la puesta en marcha de dicha legislación COPYMECON inició el proyecto Fideicomiso-COPYMECON, para lograr que las pymes del sector tengan la credibilidad y oportunidad para desarrollar sus proyectos con el apoyo de las Fiduciarias.

Explicó que el proyecto generará las condiciones para la construcción de viviendas de bajo costo, asimilando las facilidades otorgadas por el gobierno a las empresas, como las que conllevan exenciones impositivas al construir con la modalidad de fideicomiso casas fuera de los estándares normales, con el propósito de reducir los costos de construcción y los precios de venta.

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) señala que los proyectos de construcción que se realizan bajo la modalidad del fideicomiso están exonerados del pago del impuesto sobre la renta, del impuesto sobre los activos y del impuesto a la propiedad inmobiliaria, entre otros.

“Esta ley (189-11) puede ser utilizada como motor para impulsar el crecimiento económico de las localidades, a través de las mipymes de la construcción, al tiempo que contribuye a reducir el déficit habitacional, lo que facilitaría la construcción de viviendas destinadas a familias de ingresos medianos y bajos”, indica un comunicado de COPYMECON.

Además, recibir una compensación adicional por el aporte de los terrenos del Estado al fideicomiso de construcción y recibir el beneficio adicional de un financiamiento hipotecario a una tasa fija y a un mayor plazo, lo que le permitiría adquirir su vivienda a un costo accesible a los niveles de ingresos y posibilidades de pago.

También, puntualiza el presidente de los pequeños y medianos constructores, que con el programa de COPYMECON se preparan varios proyectos habitacionales en diferentes provincias del país, en los que una parte significativa de sus pobladores obtendrán el beneficio de una vivienda de calidad a muy bajo costo y con las facilidades de pago que les ofrecen las fiduciarias del país.