17 de septiembre de 2015

Santiago de Chile. Una ola de hasta cinco metros golpeó el miércoles el borde costero de la norteña ciudad de Coquimbo en Chile tras un potente terremoto que afectó al país y que obligó a la evacuación de un millón de personas en la franja del Pacífico. 
"El tsunami ya ha llegado a la ciudad. Las olas llegaron al centro. Las personas están en las calles. En este momento me preocupan los trenes de olas que están llegando y está la Armada instalada acá, haciéndole un seguimiento", dijo Cristian Galleguillos, alcalde de Coquimbo a la cadena CNN Chile.
Con la luz del día, las autoridades evaluaban los daños del sismo de magnitud 8,4 registrado el miércoles a las 22:54 GMT frente a las costas chilenas, que generó olas que inundaron muchas localidades costeras.
El movimiento telúrico, que duró unos cuatro minutos y ha sido el de mayor magnitud del mundo en lo que va del año según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés), tuvo epicentro a casi 230 kilómetros al noroeste de Santiago pero se sintió en lugares tan lejanos como Brasil.
Ocho personas murieron por el terremoto, dijo el jueves el ministro del Interior, Jorge Burgos, y una estaba desaparecida. La mayoría falleció por el derrumbe de estructuras, un hombre por un deslizamiento que aplastó la camioneta que conducía y otras tres personas de un infarto.
"Una vez más nos ha tocado enfrentar un duro golpe de la naturaleza", dijo el miércoles por la noche la presidenta, Michelle Bachelet, quien planeaba viajar a las zonas afectadas.
Las autoridades ordenaron evacuar a un millón de personas de poblaciones costeras, pero el jueves por la mañana levantaron el alerta de tsunami para todo el país.
"La gente corría para todas partes, no sabíamos hacia donde correr", dijo Gloria Navarro, una habitante de la ciudad de La Serena, en el norte chileno, cuya costa fue evacuada.
La evacuación también se realizó en Isla de Pascua (unos 3.750 km del continente) y el Archipiélago de Juan Fernández (unos 670 km del continente).
En la región de Coquimbo, donde se registró el sismo, el oleaje del mar alcanzó la avenida costera, al igual que en la región de Valparaíso, a 120 km al oeste de Santiago, según imágenes de la televisión chilena.
Al amanecer, las consecuencias del terremoto, el tsunami y las decenas de réplicas comenzaban a apreciarse.
"Ahora, recién podemos visualizar el desastre que ha ocurrido aquí", dijo el alcalde de Concón, Oscar Sumonte.
Muchas casas y restaurantes en la localidad costera de Concón, al norte de Viña del Mar, quedaron completamente destruidos y muchos techos asomaban entre el lodo.
"El agua llegó hasta casi el cielo (techo) del living y se perdió todo, todo: no hay comedor, no hay refrigerador, no hay living, no hay nada", dijo Roselindo Márquez después de volver a su casa ubicada a 250 metros de la playa de Coquimbo y que fue azotada por las olas.
"Uno de mis autos está al frente de la calle y el otro fue arrastrado hasta la próxima esquina", agregó.
En la ciudad de La Serena, ubicada en esta región, se registraron daños de consideración en el centro comercial más importante de esa localidad, donde decenas de personas que se encontraban en su interior, lograron escapar.
En la capital chilena, de 6,6 millones de habitantes, el terremotoprovocó pánico y miles de personas salieron a las calles, según constató un periodista de la AFP.
Los servicios básicos funcionaron en Santiago al igual que el internet y la red de datos de los teléfonos celulares, mientras que el aeropuerto fue evacuado por orden de las autoridades.
En tanto, la telefonía colapsó y el metro de la capital chilena interrumpió por una hora sus servicios ante las fuertes réplicas que siguieron al terremoto, una de ellas de 6.5 grados.
En el 2010, la zona central de Chile fue sacudida por un terremoto de 8,8 y posterior tsunami que dejó más de 500 muertos.
Fuente: Reuters
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Terremoto en Chile: Tsunami provocó olas de 5 metros [VIDEO]

Santiago de Chile. Una ola de hasta cinco metros golpeó el miércoles el borde costero de la norteña ciudad de Coquimbo en Chile tras un potente terremoto que afectó al país y que obligó a la evacuación de un millón de personas en la franja del Pacífico. 
"El tsunami ya ha llegado a la ciudad. Las olas llegaron al centro. Las personas están en las calles. En este momento me preocupan los trenes de olas que están llegando y está la Armada instalada acá, haciéndole un seguimiento", dijo Cristian Galleguillos, alcalde de Coquimbo a la cadena CNN Chile.
Con la luz del día, las autoridades evaluaban los daños del sismo de magnitud 8,4 registrado el miércoles a las 22:54 GMT frente a las costas chilenas, que generó olas que inundaron muchas localidades costeras.
El movimiento telúrico, que duró unos cuatro minutos y ha sido el de mayor magnitud del mundo en lo que va del año según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés), tuvo epicentro a casi 230 kilómetros al noroeste de Santiago pero se sintió en lugares tan lejanos como Brasil.
Ocho personas murieron por el terremoto, dijo el jueves el ministro del Interior, Jorge Burgos, y una estaba desaparecida. La mayoría falleció por el derrumbe de estructuras, un hombre por un deslizamiento que aplastó la camioneta que conducía y otras tres personas de un infarto.
"Una vez más nos ha tocado enfrentar un duro golpe de la naturaleza", dijo el miércoles por la noche la presidenta, Michelle Bachelet, quien planeaba viajar a las zonas afectadas.
Las autoridades ordenaron evacuar a un millón de personas de poblaciones costeras, pero el jueves por la mañana levantaron el alerta de tsunami para todo el país.
"La gente corría para todas partes, no sabíamos hacia donde correr", dijo Gloria Navarro, una habitante de la ciudad de La Serena, en el norte chileno, cuya costa fue evacuada.
La evacuación también se realizó en Isla de Pascua (unos 3.750 km del continente) y el Archipiélago de Juan Fernández (unos 670 km del continente).
En la región de Coquimbo, donde se registró el sismo, el oleaje del mar alcanzó la avenida costera, al igual que en la región de Valparaíso, a 120 km al oeste de Santiago, según imágenes de la televisión chilena.
Al amanecer, las consecuencias del terremoto, el tsunami y las decenas de réplicas comenzaban a apreciarse.
"Ahora, recién podemos visualizar el desastre que ha ocurrido aquí", dijo el alcalde de Concón, Oscar Sumonte.
Muchas casas y restaurantes en la localidad costera de Concón, al norte de Viña del Mar, quedaron completamente destruidos y muchos techos asomaban entre el lodo.
"El agua llegó hasta casi el cielo (techo) del living y se perdió todo, todo: no hay comedor, no hay refrigerador, no hay living, no hay nada", dijo Roselindo Márquez después de volver a su casa ubicada a 250 metros de la playa de Coquimbo y que fue azotada por las olas.
"Uno de mis autos está al frente de la calle y el otro fue arrastrado hasta la próxima esquina", agregó.
En la ciudad de La Serena, ubicada en esta región, se registraron daños de consideración en el centro comercial más importante de esa localidad, donde decenas de personas que se encontraban en su interior, lograron escapar.
En la capital chilena, de 6,6 millones de habitantes, el terremotoprovocó pánico y miles de personas salieron a las calles, según constató un periodista de la AFP.
Los servicios básicos funcionaron en Santiago al igual que el internet y la red de datos de los teléfonos celulares, mientras que el aeropuerto fue evacuado por orden de las autoridades.
En tanto, la telefonía colapsó y el metro de la capital chilena interrumpió por una hora sus servicios ante las fuertes réplicas que siguieron al terremoto, una de ellas de 6.5 grados.
En el 2010, la zona central de Chile fue sacudida por un terremoto de 8,8 y posterior tsunami que dejó más de 500 muertos.
Fuente: Reuters