4 de noviembre de 2015

  • 11/04/2015 05:51:00 p. m.
PR.-Para nadie es un secreto la actual crisis económica que estamos atravesando en Puerto Rico, pero nuestra comunidad dominicana sabe decir presente cuando un hermano necesita de nuestro apoyo y máxime, cuando son por asuntos de salud.
 

Inés Fernández, es la hija Francisco Fernández, (Segurita) un quisqueyano destacado en la isla,  un fino sastre, que ha vestido hasta ex gobernadores y políticos puertorriqueños.

Han sido varias actividades pro fondos realizadas para cooperar con nuestra compatriota Inés, quien descubrió luego de un desmayo, que padece de insuficiencia renal. 

El llamado no se hizo esperar, para de una u otra forma cooperar para los gastos médicos de la joven mujer, ex guardia de seguridad. 

Durante una bohemia pro fondos, para ella, en un aparte conversamos del tema de su salud, manifestando que realmente estaba sorprendida con el apoyo y la respuesta de la comunidad dominicana cuando se enteraron vía su padre, de su situación. 

“Agradecida y muy, muy contenta con mi comunidad, sorprendida estoy, honestamente no esperaba este gran apoyo de nuestro cónsul, la comunidad, mis amigos y otras gestiones de la alcaldía de San Juan, además el doctor César Martínez, esta es la segunda actividad para ayudarme y eso yo lo valoro y mis padres también", dijo contenta.

Manifiesta que hace solamente cuatro meses que le descubrieron la insuficiencia renal, por lo cual entró en el proceso de diálisis, la cual realiza en su hogar por nueve horas.

" Me entrenaron un mes para yo misma dializarme, no es fácil para mi, pero son las consecuencias de no cuidar mi salud y dedicarme solamente al trabajo sin alimentarme ni descansar lo suficiente, son errores que uno comete en la vida, puro descuido", apuntó. 

Nos cuenta como su vida ha dado ese giro en cuatro meses, mientras espera por un trasplante de riñón. 

" Me pusieron cinco pintas de sangre, no sé como yo podía caminar con esa anemia que tenia mi cuerpo, hay que cuidarse, valorar la vida, la salud tener una excelente alimentación, yo no cogía vacaciones,  les exhorto a visitar sus médicos, no faltar a sus chequeos y hacerle caso a las señales de nuestro cuerpo, velen por su salud", expresó.

Agregó que estaba bien preocupada por lo costoso del tratamiento pero su comunidad dominicana ha respondido de tal manera que se siente super orgullosa de sus compatriotas y de la forma rápida y diligente que han actuado para ayudarla. 

"Aunque vine de meses a Puerto Rico, mis costumbres inculcadas por mis padres en el hogar son bien quisqueyanas, por eso ver a tantas gente abrazándome, manifestando el apoyo, eso no tiene precio,  porque uno también valoro el respaldo emocional con esta situación que nos cambió las vidas a todos en la familia, gracias, a todos, no pensaba que este momento iba a llegar y que nos iba a unir a todos con esta bohemia pro fondos, de verdad me sorprendieron, gracias a todos" agregó. 

La escuchaba hablar e intenté no llorar, porque hay que ponerse siempre en los zapatos ajenos, hoy apoyamos a Inés Fernández, mañana, nos puede tocar a nosotros, la solidaridad nos une como esa mayor comunidad, que somos en borinquen, demostrando que aunque las cosas estén difíciles,  siempre encontramos la manera de aportar en favor de uno de nuestros hermanos, porque eso somos compatriotas migrantes en cielo boricua.

Deseamos "Salud para la guerrera Inés", con su alegría contagiosa al bailar, su sonrisa hermosa, sus ojos saltones que hablan sin decir palabras. 

Por Dominga Valdez



compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Dominicanos unidos por una causa

PR.-Para nadie es un secreto la actual crisis económica que estamos atravesando en Puerto Rico, pero nuestra comunidad dominicana sabe decir presente cuando un hermano necesita de nuestro apoyo y máxime, cuando son por asuntos de salud.
 

Inés Fernández, es la hija Francisco Fernández, (Segurita) un quisqueyano destacado en la isla,  un fino sastre, que ha vestido hasta ex gobernadores y políticos puertorriqueños.

Han sido varias actividades pro fondos realizadas para cooperar con nuestra compatriota Inés, quien descubrió luego de un desmayo, que padece de insuficiencia renal. 

El llamado no se hizo esperar, para de una u otra forma cooperar para los gastos médicos de la joven mujer, ex guardia de seguridad. 

Durante una bohemia pro fondos, para ella, en un aparte conversamos del tema de su salud, manifestando que realmente estaba sorprendida con el apoyo y la respuesta de la comunidad dominicana cuando se enteraron vía su padre, de su situación. 

“Agradecida y muy, muy contenta con mi comunidad, sorprendida estoy, honestamente no esperaba este gran apoyo de nuestro cónsul, la comunidad, mis amigos y otras gestiones de la alcaldía de San Juan, además el doctor César Martínez, esta es la segunda actividad para ayudarme y eso yo lo valoro y mis padres también", dijo contenta.

Manifiesta que hace solamente cuatro meses que le descubrieron la insuficiencia renal, por lo cual entró en el proceso de diálisis, la cual realiza en su hogar por nueve horas.

" Me entrenaron un mes para yo misma dializarme, no es fácil para mi, pero son las consecuencias de no cuidar mi salud y dedicarme solamente al trabajo sin alimentarme ni descansar lo suficiente, son errores que uno comete en la vida, puro descuido", apuntó. 

Nos cuenta como su vida ha dado ese giro en cuatro meses, mientras espera por un trasplante de riñón. 

" Me pusieron cinco pintas de sangre, no sé como yo podía caminar con esa anemia que tenia mi cuerpo, hay que cuidarse, valorar la vida, la salud tener una excelente alimentación, yo no cogía vacaciones,  les exhorto a visitar sus médicos, no faltar a sus chequeos y hacerle caso a las señales de nuestro cuerpo, velen por su salud", expresó.

Agregó que estaba bien preocupada por lo costoso del tratamiento pero su comunidad dominicana ha respondido de tal manera que se siente super orgullosa de sus compatriotas y de la forma rápida y diligente que han actuado para ayudarla. 

"Aunque vine de meses a Puerto Rico, mis costumbres inculcadas por mis padres en el hogar son bien quisqueyanas, por eso ver a tantas gente abrazándome, manifestando el apoyo, eso no tiene precio,  porque uno también valoro el respaldo emocional con esta situación que nos cambió las vidas a todos en la familia, gracias, a todos, no pensaba que este momento iba a llegar y que nos iba a unir a todos con esta bohemia pro fondos, de verdad me sorprendieron, gracias a todos" agregó. 

La escuchaba hablar e intenté no llorar, porque hay que ponerse siempre en los zapatos ajenos, hoy apoyamos a Inés Fernández, mañana, nos puede tocar a nosotros, la solidaridad nos une como esa mayor comunidad, que somos en borinquen, demostrando que aunque las cosas estén difíciles,  siempre encontramos la manera de aportar en favor de uno de nuestros hermanos, porque eso somos compatriotas migrantes en cielo boricua.

Deseamos "Salud para la guerrera Inés", con su alegría contagiosa al bailar, su sonrisa hermosa, sus ojos saltones que hablan sin decir palabras. 

Por Dominga Valdez