24 de noviembre de 2015

La reacción del presidente ruso, Vladímir Putin, al derribo del avión militar ruso Su-24 ha sido muy firme. Criticó duramente la actitud de Turquía, que optó por dialogar con la OTAN en lugar de ponerse en contacto de inmediato con la parte rusa, algo que podría suponer una ruptura de los lazos amistosos entre los dos países. 
"Es un suceso que excede el marco de la lucha normal contra el terrorismo", precisó el mandatario ruso. El avión ruso no amenazaba a Turquía, sino que realizaba una operación contra el Estado Islámico en el territorio de Siria.
Putin explicó que el avión ruso ha sido atacado en Siria a un kilómetro de la frontera con Turquía, pero cayó a cuatro kilómetros de la frontera dentro de territorio sirio.
Además, Vladímir Putin insistió que el avión ruso "no violó el espacio aéreo de Turquía".
¿La OTAN al servicio del Estado Islámico?
En relación al papel de Turquía en la crisis siria y al comentar la muerte de uno de los ocupantes del Su-24, el mandatario ruso se ha preguntado: "¿Quieren poner la OTAN al servicio del Estado Islámico?", según TASS.
"En lugar de establecer contacto con nosotros de inmediato como debe hacerse, por lo que sabemos Turquía se dirigió a sus socios de la OTAN para discutir el tema, como si nosotros hubiéramos derribado su avión, y no ellos el nuestro", dijo Putin en el marco de la reunión el rey Abdalá II de Jordania.
Putin subrayó que Rusia siempre ha tratado a Turquía no solo como un vecino, sino como un país amigo. "No sé quién necesita lo que se ha sucedido hoy. Nosotros seguro que no", dijo el líder ruso.
"El ataque contra el Su-24 tendrá trágicas consecuencias para las relaciones ruso-turcas", concluyó.
"La pérdida de hoy [del avión] es como si los cómplices del terrorismo nos hubieran apuñalado por la espalda. Lo que pasó hoy no puede calificarse de otra manera", declaró.
El presidente señaló que Rusia "no va a tolerar crímenes como el ocurrido hoy".
Según Putin, la Federación de Rusia lleva detectando desde hace tiempo que suministros de petróleo entran a Turquía procedentes de las zonas controladas por los terroristas en Siria.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Putin: Turquía ha apuñalado a Rusia por la espalda tras el derribo de avión

La reacción del presidente ruso, Vladímir Putin, al derribo del avión militar ruso Su-24 ha sido muy firme. Criticó duramente la actitud de Turquía, que optó por dialogar con la OTAN en lugar de ponerse en contacto de inmediato con la parte rusa, algo que podría suponer una ruptura de los lazos amistosos entre los dos países. 
"Es un suceso que excede el marco de la lucha normal contra el terrorismo", precisó el mandatario ruso. El avión ruso no amenazaba a Turquía, sino que realizaba una operación contra el Estado Islámico en el territorio de Siria.
Putin explicó que el avión ruso ha sido atacado en Siria a un kilómetro de la frontera con Turquía, pero cayó a cuatro kilómetros de la frontera dentro de territorio sirio.
Además, Vladímir Putin insistió que el avión ruso "no violó el espacio aéreo de Turquía".
¿La OTAN al servicio del Estado Islámico?
En relación al papel de Turquía en la crisis siria y al comentar la muerte de uno de los ocupantes del Su-24, el mandatario ruso se ha preguntado: "¿Quieren poner la OTAN al servicio del Estado Islámico?", según TASS.
"En lugar de establecer contacto con nosotros de inmediato como debe hacerse, por lo que sabemos Turquía se dirigió a sus socios de la OTAN para discutir el tema, como si nosotros hubiéramos derribado su avión, y no ellos el nuestro", dijo Putin en el marco de la reunión el rey Abdalá II de Jordania.
Putin subrayó que Rusia siempre ha tratado a Turquía no solo como un vecino, sino como un país amigo. "No sé quién necesita lo que se ha sucedido hoy. Nosotros seguro que no", dijo el líder ruso.
"El ataque contra el Su-24 tendrá trágicas consecuencias para las relaciones ruso-turcas", concluyó.
"La pérdida de hoy [del avión] es como si los cómplices del terrorismo nos hubieran apuñalado por la espalda. Lo que pasó hoy no puede calificarse de otra manera", declaró.
El presidente señaló que Rusia "no va a tolerar crímenes como el ocurrido hoy".
Según Putin, la Federación de Rusia lleva detectando desde hace tiempo que suministros de petróleo entran a Turquía procedentes de las zonas controladas por los terroristas en Siria.