23 de noviembre de 2015

Desde el tercer capítulo de la sexta temporada de la serie de TV ‘The Walking Dead’ no sabía nada de Glenn Rhee, personaje interpretado por Steven Yeun y que fue visto por última vez rodeado de zombies. 
Después de semanas de misterio, en el séptimo capítulo de ‘The Walking Dead’, titulado ‘Heads Up’ y difundido este domingo en Estados Unidos por fin se reveló cuál fue el destino de Glenn. Aquí empieza la alerta de spoiler.
Glenn demostró una vez más ser todo un sobreviviente de este apocalipsis zombie retratado en ‘The Walking Dead’. Y sí, está vivo.
Muchos lo dudaban —en especial aquellos que solo sigue la serie y no leen el cómic— luego de ver a Glenn tendido en el suelo, consciente y rodeado de ‘walkers’ que parecían comerse sus entrañas.
Pero no, se trataban de los intestinos del suicida Nicholas, que cayó sobre Glenn, y este logró escabullirse bajo el contenedor de basura desde el que ambos previamente habían caído.
Algunos ‘walkers’ intentan alcanzar a Glenn, pero este antiguo repartidor de pizzas se defiende con un cuchillo hasta que pasa el peligro varias horas después.
Cuando Glenn abandona su escondite, la suerte le sonríe —otra vez— porque Enid (Katelyn Nacon) estaba cerca y le lanza algunas botellas de aguas. Luego, ambos caminan de regreso a Alexandría.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

VIDEO:'The Walking Dead' por fin reveló lo que pasó con Glenn

Desde el tercer capítulo de la sexta temporada de la serie de TV ‘The Walking Dead’ no sabía nada de Glenn Rhee, personaje interpretado por Steven Yeun y que fue visto por última vez rodeado de zombies. 
Después de semanas de misterio, en el séptimo capítulo de ‘The Walking Dead’, titulado ‘Heads Up’ y difundido este domingo en Estados Unidos por fin se reveló cuál fue el destino de Glenn. Aquí empieza la alerta de spoiler.
Glenn demostró una vez más ser todo un sobreviviente de este apocalipsis zombie retratado en ‘The Walking Dead’. Y sí, está vivo.
Muchos lo dudaban —en especial aquellos que solo sigue la serie y no leen el cómic— luego de ver a Glenn tendido en el suelo, consciente y rodeado de ‘walkers’ que parecían comerse sus entrañas.
Pero no, se trataban de los intestinos del suicida Nicholas, que cayó sobre Glenn, y este logró escabullirse bajo el contenedor de basura desde el que ambos previamente habían caído.
Algunos ‘walkers’ intentan alcanzar a Glenn, pero este antiguo repartidor de pizzas se defiende con un cuchillo hasta que pasa el peligro varias horas después.
Cuando Glenn abandona su escondite, la suerte le sonríe —otra vez— porque Enid (Katelyn Nacon) estaba cerca y le lanza algunas botellas de aguas. Luego, ambos caminan de regreso a Alexandría.