8 de diciembre de 2015

La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, dijo  que la Justicia no pasa por su mejor momento, al tiempo que advirtió de que lo que ocurrió con los jueces suspendidos por supuestas irregularidades en sus funciones, podría suceder con otros magistrados del área administrativa e inmobiliaria. 


Para la fiscal, "sería faltarle el respeto a la ciudadanía decirle que la Justicia está en tu mejor momento". 

"Cuando nos vamos a los resultados no vemos correlación entre los casos de corrupción y los grandes casos de crimen organizado y las sanciones", criticó la funcionaria. 

Insistió en que "en modo alguno" se puede decir que la Justicia dominicana "está en su mejor momento. Ni en orden administrativo ni jurisdiccional"."La Justicia está muy lejos de estar en su mejor momento", agregó la fiscal del Distrito Nacional. 

Asimismo, dijo que los problemas de la Justicia no se limitan a la suspendida jueza Awilda Reyes Beltré, quien supuestamente admitió al presidente de la Suprema Corte de Justicia que tomó dinero para dejar en libertad al regidor de Pedro Brand, Erickson de los Santos, acusado de dirigir una organización de sicarios, a la que se le atribuye varias muertes. 

"Es un cartel que implica muchas cuestiones y mucho más allá de la jurisdicción penal. Hay otras jurisdicciones que prácticamente no se han mencionado y que están al mismo nivel, como mucho peor condiciones que lo que está pasando en la jurisdicción penal", afirmó. 

Entre las demás áreas mencionó la jurisdicción inmobiliaria y la administrativa. 
Cinco jueces fueron acusados recientemente por el procurador general, Francisco Domínguez Brito, de, supuestamente, formar parte de una estructura dedicaba a manipular procesos judiciales y a negociar la libertad de criminales. 

La estructura era dirigida, supuestamente, por el renunciante consejero del Poder Judicial, Francisco Arias Valera, quien se dedicaba a manipular procesos judiciales y negociar libertades de personas ligadas al crimen organizado, principalmente en las áreas del narcotráfico, lavado de activos y corrupción, según el procurador.



Los jueces son José Duvergé Mejía, Rosó Vallejo Espinosa, Víctor Mejía Lebrón, Awilda Reyes Beltré y Delio Germán Figueroa, quienes fueron suspendidos por el Consejo del Poder Judicial. 
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Yeni Berenice: La Justicia dominicana no está en su mejor momento

La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, dijo  que la Justicia no pasa por su mejor momento, al tiempo que advirtió de que lo que ocurrió con los jueces suspendidos por supuestas irregularidades en sus funciones, podría suceder con otros magistrados del área administrativa e inmobiliaria. 


Para la fiscal, "sería faltarle el respeto a la ciudadanía decirle que la Justicia está en tu mejor momento". 

"Cuando nos vamos a los resultados no vemos correlación entre los casos de corrupción y los grandes casos de crimen organizado y las sanciones", criticó la funcionaria. 

Insistió en que "en modo alguno" se puede decir que la Justicia dominicana "está en su mejor momento. Ni en orden administrativo ni jurisdiccional"."La Justicia está muy lejos de estar en su mejor momento", agregó la fiscal del Distrito Nacional. 

Asimismo, dijo que los problemas de la Justicia no se limitan a la suspendida jueza Awilda Reyes Beltré, quien supuestamente admitió al presidente de la Suprema Corte de Justicia que tomó dinero para dejar en libertad al regidor de Pedro Brand, Erickson de los Santos, acusado de dirigir una organización de sicarios, a la que se le atribuye varias muertes. 

"Es un cartel que implica muchas cuestiones y mucho más allá de la jurisdicción penal. Hay otras jurisdicciones que prácticamente no se han mencionado y que están al mismo nivel, como mucho peor condiciones que lo que está pasando en la jurisdicción penal", afirmó. 

Entre las demás áreas mencionó la jurisdicción inmobiliaria y la administrativa. 
Cinco jueces fueron acusados recientemente por el procurador general, Francisco Domínguez Brito, de, supuestamente, formar parte de una estructura dedicaba a manipular procesos judiciales y a negociar la libertad de criminales. 

La estructura era dirigida, supuestamente, por el renunciante consejero del Poder Judicial, Francisco Arias Valera, quien se dedicaba a manipular procesos judiciales y negociar libertades de personas ligadas al crimen organizado, principalmente en las áreas del narcotráfico, lavado de activos y corrupción, según el procurador.



Los jueces son José Duvergé Mejía, Rosó Vallejo Espinosa, Víctor Mejía Lebrón, Awilda Reyes Beltré y Delio Germán Figueroa, quienes fueron suspendidos por el Consejo del Poder Judicial.