27 de mayo de 2016

Chiapas vivió un día de tensión y violencia que amenaza con repetirse. En dos enfrentamientos distintos, uno en San Cristóbal de las Casas y otro en Chiapa de Corzo, la ira de los pobladores y los maestros logró atrincherar a la policía ante la posibilidad de que el suceso terminara en tragedia.
En San Cristóbal ni siquiera la mediación de la Iglesia sirvió para frenar a un grupo de indígenas que irrumpió en la Diócesis justo cuando el vicario hacia de mediador entre habitantes del municipio de Chenalhó y la alcaldesa, a quien exigen que deje el cargo.
Justo en el momento que el vicario Gonzalo Ituarte, un negociador con experiencia que trabajó con Samuel Ruiz durante el levantamiento zapatista, se reunía con las partes para rebajar la tensión, los pobladores irrumpieron repentinamente en la sala y se llevaron entre golpes y empujones al presidente del Congreso local, a su conductor y a un diputado.El sacerdote confirmó que el grupo de 30 hombres irrumpió de forma violenta y se llevó a golpes a los diputados del Partido Verde ecologista. En los vídeos que circulan por las redes sociales se observa como el grupo de sube a los diputados a un camión ante la mirada de decenas de personas, entre ellas varios turistas, concentradas a las afueras de la Diócesis, en el corazón de San Cristóbal. Otros diputados, del PAN y PRI , lograron escabullirse aprovechando la confusión.
Una vez en Chenalhó, a 48 kilómetros de San Cristóbal, los indígenas totztiles vistieron de mujer a los diputados retenidos y los sentaron en la plaza del pueblo con el objetivo de que firmaran la dimisión de la alcaldesa. 

Los pobladores demandan que el Congreso local apruebe una supuesta renuncia de la edil Rosa Pérez, a la que acusan de “no realizar obras en los siete meses que lleva en el cargo” según medios locales.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Habitantes humillan diputados; lo vistieron con falda y blusa de mujer (Video)

Chiapas vivió un día de tensión y violencia que amenaza con repetirse. En dos enfrentamientos distintos, uno en San Cristóbal de las Casas y otro en Chiapa de Corzo, la ira de los pobladores y los maestros logró atrincherar a la policía ante la posibilidad de que el suceso terminara en tragedia.
En San Cristóbal ni siquiera la mediación de la Iglesia sirvió para frenar a un grupo de indígenas que irrumpió en la Diócesis justo cuando el vicario hacia de mediador entre habitantes del municipio de Chenalhó y la alcaldesa, a quien exigen que deje el cargo.
Justo en el momento que el vicario Gonzalo Ituarte, un negociador con experiencia que trabajó con Samuel Ruiz durante el levantamiento zapatista, se reunía con las partes para rebajar la tensión, los pobladores irrumpieron repentinamente en la sala y se llevaron entre golpes y empujones al presidente del Congreso local, a su conductor y a un diputado.El sacerdote confirmó que el grupo de 30 hombres irrumpió de forma violenta y se llevó a golpes a los diputados del Partido Verde ecologista. En los vídeos que circulan por las redes sociales se observa como el grupo de sube a los diputados a un camión ante la mirada de decenas de personas, entre ellas varios turistas, concentradas a las afueras de la Diócesis, en el corazón de San Cristóbal. Otros diputados, del PAN y PRI , lograron escabullirse aprovechando la confusión.
Una vez en Chenalhó, a 48 kilómetros de San Cristóbal, los indígenas totztiles vistieron de mujer a los diputados retenidos y los sentaron en la plaza del pueblo con el objetivo de que firmaran la dimisión de la alcaldesa. 

Los pobladores demandan que el Congreso local apruebe una supuesta renuncia de la edil Rosa Pérez, a la que acusan de “no realizar obras en los siete meses que lleva en el cargo” según medios locales.