4 de junio de 2016

Río Piedras, Puerto Rico. El Centro de la Mujer Dominicana, entregó anoche medallas y certificados a mujeres inmigrantes en la isla que completaron el Segundo ciclo de talleres educativos sobre prevención, educación de violencia doméstica, agresión sexual y otros temas.

En la emotiva actividad de clausura, realizada en la Casa Ruth Hernández, del pueblo de Río Piedras, las participantes además compartieron en una tarde llena de orgullo y lágrimas. 

Romelinda Grullón directora ejecutiva de la institución, entregó junto a la trabajadora social Noelia Delgado, los certificados a las féminas, que expresaron agradecimientos por los conocimientos adquiridos en los talleres que se ofrecen desde hace cuatro años en la sede del centro.


Grullón, manifestó palabras de elogios y motivación a las participantes, quienes estaban llorosas al recibir los pergaminos y preseas por asistencia perfecta, interés y motivación mostradas por ellas en los veinte talleres. 


" Lo que nos llena de satisfacción es ver a nuestras mujeres hablar sin miedo de violencia doméstica, están aprovechando al máximo los contenidos que traen los recursos al ofrecer los talleres, ellas logran subir su autoestima, se convierten en mujeres fuertes, seguras, positivas, aprenden señales para detectar futuros maltratantes, eso es muy valioso", dijo. 


Indicó que también se trabaja con sus depresiones, ansiedades, brindándoles apoyo legales y darles a conocer las leyes que las protegen aunque no posean estatus migratorios, los  derechos que la asisten y agresiones sexuales en los trabajos.


"Hay un dato muy importante, cuando ellas concluyen absorben los conocimientos son solidarias entre sí, se apoyan unas a las otras en los casos, se convierten en amigas y crean una familia, así se tratan, viven comunicándose por llamadas telefónicas y están pendientes de cómo están y cómo van sus procesos, son detalles muy hermosos", apuntó. 


Informó que los próximo talleres se reanudarán en octubre o septiembre, cuando llegen los fondos, porque son subencionados con el apoyo de donativos legislativos para impacto comunitario.


"La violencia doméstica sigue aumentando aunque los medios no se hagan ecos, las mujeres a veces callan, ella ven normal los insultos, celos y la infidelidad que son también violencia, en el caso de las mujeres inmigrantes están siempre mas vulnerables", detalló. 


Estuvieron presentes personal administrativo del centro entre ellos Mildred Mercado, auxiliar fiscal, Yenifer Oliveras y Laura Román trabajadoras sociales e intercesoras así como miembros de la junta de directores. 


Por Dominga Valdez
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Mujeres inmigrantes en PR concluyen talleres prevención violencia doméstica y agresión sexual

Río Piedras, Puerto Rico. El Centro de la Mujer Dominicana, entregó anoche medallas y certificados a mujeres inmigrantes en la isla que completaron el Segundo ciclo de talleres educativos sobre prevención, educación de violencia doméstica, agresión sexual y otros temas.

En la emotiva actividad de clausura, realizada en la Casa Ruth Hernández, del pueblo de Río Piedras, las participantes además compartieron en una tarde llena de orgullo y lágrimas. 

Romelinda Grullón directora ejecutiva de la institución, entregó junto a la trabajadora social Noelia Delgado, los certificados a las féminas, que expresaron agradecimientos por los conocimientos adquiridos en los talleres que se ofrecen desde hace cuatro años en la sede del centro.


Grullón, manifestó palabras de elogios y motivación a las participantes, quienes estaban llorosas al recibir los pergaminos y preseas por asistencia perfecta, interés y motivación mostradas por ellas en los veinte talleres. 


" Lo que nos llena de satisfacción es ver a nuestras mujeres hablar sin miedo de violencia doméstica, están aprovechando al máximo los contenidos que traen los recursos al ofrecer los talleres, ellas logran subir su autoestima, se convierten en mujeres fuertes, seguras, positivas, aprenden señales para detectar futuros maltratantes, eso es muy valioso", dijo. 


Indicó que también se trabaja con sus depresiones, ansiedades, brindándoles apoyo legales y darles a conocer las leyes que las protegen aunque no posean estatus migratorios, los  derechos que la asisten y agresiones sexuales en los trabajos.


"Hay un dato muy importante, cuando ellas concluyen absorben los conocimientos son solidarias entre sí, se apoyan unas a las otras en los casos, se convierten en amigas y crean una familia, así se tratan, viven comunicándose por llamadas telefónicas y están pendientes de cómo están y cómo van sus procesos, son detalles muy hermosos", apuntó. 


Informó que los próximo talleres se reanudarán en octubre o septiembre, cuando llegen los fondos, porque son subencionados con el apoyo de donativos legislativos para impacto comunitario.


"La violencia doméstica sigue aumentando aunque los medios no se hagan ecos, las mujeres a veces callan, ella ven normal los insultos, celos y la infidelidad que son también violencia, en el caso de las mujeres inmigrantes están siempre mas vulnerables", detalló. 


Estuvieron presentes personal administrativo del centro entre ellos Mildred Mercado, auxiliar fiscal, Yenifer Oliveras y Laura Román trabajadoras sociales e intercesoras así como miembros de la junta de directores. 


Por Dominga Valdez