14 de septiembre de 2016

Este miércoles, la Fiscalía de Brasil ha presentado cargos por corrupción contra el expresidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva, en el marco de la investigación contra la petrolera estatal Petrobras.
Este organismo también ha presentado cargos contra la esposa del exmandatario, Marisa Letícia Rocco, e investiga la propiedad de una vivienda en la playa que Lula niega poseer.
La institución oficial asegura que "hay indicios de que la empresa participante en el cártel defraudador de Petrobras, OAS, entregó una ventaja indebida por medio del mantenimiento disimulado de la propiedad y el pago de la reforma del inmueble", informa la cadena O Globo.
Lula da Silva y varios miembros del grupo empresarial OAS están acusados de corrupción pasiva y activa y lavado de dinero. Al respecto, el procurador del Ministerio Público Federal, Deltan Dallagnol, señaló en una entrevista que el expresidente es "el comandante máximo" de los crímenes de corrupción y lavado de dinero de la operación Lava Jato.
En particular, la policía sospecha que Lula pudo aceptar el lujoso departamento a cambio de beneficiar a la constructora OAS con contratos de Petrobras.
Lula, que el pasado mes de agosto reiteró su intención de ser el candidato en las elecciones presidenciales del 2018, ha rechazado en varias ocasiones cualquiera implicación en la trama Petrobras.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

La Fiscalía de Brasil presenta cargos contra Lula da Silva por corrupción

Este miércoles, la Fiscalía de Brasil ha presentado cargos por corrupción contra el expresidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva, en el marco de la investigación contra la petrolera estatal Petrobras.
Este organismo también ha presentado cargos contra la esposa del exmandatario, Marisa Letícia Rocco, e investiga la propiedad de una vivienda en la playa que Lula niega poseer.
La institución oficial asegura que "hay indicios de que la empresa participante en el cártel defraudador de Petrobras, OAS, entregó una ventaja indebida por medio del mantenimiento disimulado de la propiedad y el pago de la reforma del inmueble", informa la cadena O Globo.
Lula da Silva y varios miembros del grupo empresarial OAS están acusados de corrupción pasiva y activa y lavado de dinero. Al respecto, el procurador del Ministerio Público Federal, Deltan Dallagnol, señaló en una entrevista que el expresidente es "el comandante máximo" de los crímenes de corrupción y lavado de dinero de la operación Lava Jato.
En particular, la policía sospecha que Lula pudo aceptar el lujoso departamento a cambio de beneficiar a la constructora OAS con contratos de Petrobras.
Lula, que el pasado mes de agosto reiteró su intención de ser el candidato en las elecciones presidenciales del 2018, ha rechazado en varias ocasiones cualquiera implicación en la trama Petrobras.