20 de septiembre de 2016

Los partidos de oposición que participan en el diálogo donde se discute el perfil de los futuros integrantes de la Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral (TSE) anunciaron ayer que se retiran de las conversaciones bajo la excusa de que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está detrás de la inscripción del actual presidente de la JCE, Roberto Rosario, con la finalidad de ratificarlo en el cargo. 

La reunión para continuar con las conversaciones estaba pautada para hoy en la sede del Consejo Económico y Social, pero ante el nuevo escenario el futuro de las discusiones queda en el limbo.

“Denunciamos que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está detrás de la inscripción de Roberto Rosario y de miembros de la Junta Central Electoral y del Tribunal Superior Electoral en la comisión de evaluación del Senado, con el propósito avieso de ratificarlos en sus funciones. Frente a esta burda maniobra, anunciamos al país nuestra decisión de no asistir a la reunión del Diálogo Político-Institucional convocada para el martes 20 de septiembre bajo la coordinación de monseñor Agripino Núñez Collado”, informaron ocho partidos de oposición en rueda de prensa.

Según la oposición, el sector gubernamental pretende entretenerla en un aparente diálogo, mientras en realidad acelera los pasos para designar una JCE unilateral. 

“Advertimos que el interés del gobierno es de controlar enteramente los órganos electorales, trasladando funcionarios y magistrados, y designando a partidarios y a amigos en las distintas instancias que tienen que ver con la organización del proceso electoral”, señaló la oposición.

Los partidos que firmaron el documento fueron el Partido Revolucionario Moderno (PRM), el Reformista Social Cristiano (PRSC), Alianza País, Partido Humanista Dominicano -PHD-, Dominicanos por el Cambio, Frente Amplio, Quisqueyano Demócrata Cristiano, Fuerza Nacional Progresista y Alianza por la Democracia. Además participan las entidades políticas Opción Democrática y el Partido Socialista Cristiano.

Señalan esos partidos que la imposición de actores “descalificados por sus propias actuaciones constituye una provocación destinada a hacer abortar el diálogo que, desde el gobierno y el partido oficial, se dice querer sostener”.

El documento difundido por la oposición señala que a pesar de que el presidente del Senado y secretario general del PLD había dicho que era posible modificar los procedimientos del Senado a fin de esperar los términos del diálogo político, eso no se ha cumplido.

“En los días subsiguientes hemos sido testigos de la actuación de un Senado que parece estar cumpliendo un guión preestablecido que conduciría a la ratificación en sus funciones del actual presidente de la Junta Central Electoral, a pesar de su evidente fracaso en la organización de los comicios de mayo pasado”, se quejaron. 



Fuente: http://www.elcaribe.com.do/
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

¿Por qué la oposición no quiere a Roberto Rosario?

Los partidos de oposición que participan en el diálogo donde se discute el perfil de los futuros integrantes de la Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral (TSE) anunciaron ayer que se retiran de las conversaciones bajo la excusa de que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está detrás de la inscripción del actual presidente de la JCE, Roberto Rosario, con la finalidad de ratificarlo en el cargo. 

La reunión para continuar con las conversaciones estaba pautada para hoy en la sede del Consejo Económico y Social, pero ante el nuevo escenario el futuro de las discusiones queda en el limbo.

“Denunciamos que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está detrás de la inscripción de Roberto Rosario y de miembros de la Junta Central Electoral y del Tribunal Superior Electoral en la comisión de evaluación del Senado, con el propósito avieso de ratificarlos en sus funciones. Frente a esta burda maniobra, anunciamos al país nuestra decisión de no asistir a la reunión del Diálogo Político-Institucional convocada para el martes 20 de septiembre bajo la coordinación de monseñor Agripino Núñez Collado”, informaron ocho partidos de oposición en rueda de prensa.

Según la oposición, el sector gubernamental pretende entretenerla en un aparente diálogo, mientras en realidad acelera los pasos para designar una JCE unilateral. 

“Advertimos que el interés del gobierno es de controlar enteramente los órganos electorales, trasladando funcionarios y magistrados, y designando a partidarios y a amigos en las distintas instancias que tienen que ver con la organización del proceso electoral”, señaló la oposición.

Los partidos que firmaron el documento fueron el Partido Revolucionario Moderno (PRM), el Reformista Social Cristiano (PRSC), Alianza País, Partido Humanista Dominicano -PHD-, Dominicanos por el Cambio, Frente Amplio, Quisqueyano Demócrata Cristiano, Fuerza Nacional Progresista y Alianza por la Democracia. Además participan las entidades políticas Opción Democrática y el Partido Socialista Cristiano.

Señalan esos partidos que la imposición de actores “descalificados por sus propias actuaciones constituye una provocación destinada a hacer abortar el diálogo que, desde el gobierno y el partido oficial, se dice querer sostener”.

El documento difundido por la oposición señala que a pesar de que el presidente del Senado y secretario general del PLD había dicho que era posible modificar los procedimientos del Senado a fin de esperar los términos del diálogo político, eso no se ha cumplido.

“En los días subsiguientes hemos sido testigos de la actuación de un Senado que parece estar cumpliendo un guión preestablecido que conduciría a la ratificación en sus funciones del actual presidente de la Junta Central Electoral, a pesar de su evidente fracaso en la organización de los comicios de mayo pasado”, se quejaron. 



Fuente: http://www.elcaribe.com.do/