18 de octubre de 2016

Tras la difusión de una grabación de 2005, en la que el candidato republicano a Casa Blanca, Donald Trump, realizó diversos comentarios vejatorios y malsonantes sobre las mujeres, el magnate recibió diversasdenuncias por acoso sexual y esa noticia fue el tema principal en numerosos medios de comunicación. Sin embargo, la atención mediática hacia la otra aspirante a presidir Estados Unidos, Hillary Clinton, no fue comparable.
Así, mientras que el jueves pasado los informativos de las cadenas estadounidenses ABC, NBC o CBS dedicaron más de 23 minutos a difundir testimonios contra Trump, la filtración de los correos electrónicos del jefe de campaña del Partido Demócrata, John Podesta, por parte de WikiLeaks recibió 1:07 minutos de cobertura, señala 'The Hill'.
Esto indica que el desprecio hacia los católicos, los 'latinos necesitados' y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), así como la promoción de fronteras abiertas y otros casos polémicos no merecieron ni dos minutos en las televisiones estadounidenses.

La prensa 'mainstream' está contra Trump

En cuanto a la prensa escrita, la estadística no es muy diferente. Por ejemplo, ese mismo día 'The New York Times' publicó 11 noticias sobre el escándalo del multimillonario, incluso una en la sección de deportes, mientras que obvió las revelaciones de WikiLeaks.
'The Hill' destaca que, aunque las informaciones sobre acoso sexual pueden resultar más llamativas para el público y, por consiguiente, más interesantes para los medios, a veces las ganas de 'vender' ciertas noticias supera los límites. Como ejemplo, destaca que una encuesta sobre Trump y Clinton que realizaron 'The Washington Post' y ABC News contenía 38 preguntas, de las cuales seis estaban dedicadas a las acusaciones contra el candidato republicano, mientras que WikiLeaks no protagonizó ninguna, con lo cual, "a veces", la parcialidad  mediática resulta "flagrantemente obvia". 

Fuente: https://actualidad.rt.com/

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

El 'especial' trato a Clinton de los medios en EE.UU

Tras la difusión de una grabación de 2005, en la que el candidato republicano a Casa Blanca, Donald Trump, realizó diversos comentarios vejatorios y malsonantes sobre las mujeres, el magnate recibió diversasdenuncias por acoso sexual y esa noticia fue el tema principal en numerosos medios de comunicación. Sin embargo, la atención mediática hacia la otra aspirante a presidir Estados Unidos, Hillary Clinton, no fue comparable.
Así, mientras que el jueves pasado los informativos de las cadenas estadounidenses ABC, NBC o CBS dedicaron más de 23 minutos a difundir testimonios contra Trump, la filtración de los correos electrónicos del jefe de campaña del Partido Demócrata, John Podesta, por parte de WikiLeaks recibió 1:07 minutos de cobertura, señala 'The Hill'.
Esto indica que el desprecio hacia los católicos, los 'latinos necesitados' y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), así como la promoción de fronteras abiertas y otros casos polémicos no merecieron ni dos minutos en las televisiones estadounidenses.

La prensa 'mainstream' está contra Trump

En cuanto a la prensa escrita, la estadística no es muy diferente. Por ejemplo, ese mismo día 'The New York Times' publicó 11 noticias sobre el escándalo del multimillonario, incluso una en la sección de deportes, mientras que obvió las revelaciones de WikiLeaks.
'The Hill' destaca que, aunque las informaciones sobre acoso sexual pueden resultar más llamativas para el público y, por consiguiente, más interesantes para los medios, a veces las ganas de 'vender' ciertas noticias supera los límites. Como ejemplo, destaca que una encuesta sobre Trump y Clinton que realizaron 'The Washington Post' y ABC News contenía 38 preguntas, de las cuales seis estaban dedicadas a las acusaciones contra el candidato republicano, mientras que WikiLeaks no protagonizó ninguna, con lo cual, "a veces", la parcialidad  mediática resulta "flagrantemente obvia". 

Fuente: https://actualidad.rt.com/