1 de octubre de 2016

La Policía japonesa ha emprendido la búsqueda de un 'ángel de la muerte' que habría matado hasta a 48 pacientes de un hospital de Yokohama envenenando sus sueros intravenosos, informa 'The Japan Times'.

Las autopsias realizadas a dos personas que murieron a mediados de septiembre pasado, revelaron que fueron envenenadas con una solución antiséptica a través del tratamiento intravenoso. Además las autoridades japonesas han encontrado en uno de los almacenes de enfermería del hospital decenas de bolsas de goteo intravenosas perforadas y que estaban contaminadas con la sustancia química.
Asimismo se informa que las 48 muertes se registraron entre julio y septiembre, y que todas las víctimas estaban internadas en la misma planta del centro médico. Muchos de los cuerpos ya han sido incinerados, lo que obstaculiza las investigaciones. La Policía sospecha que el 'ángel de la muerte' posiblemente es alguien del hospital.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Hombre mata a 48 pacientes de un hospital envenenando sus sueros

La Policía japonesa ha emprendido la búsqueda de un 'ángel de la muerte' que habría matado hasta a 48 pacientes de un hospital de Yokohama envenenando sus sueros intravenosos, informa 'The Japan Times'.

Las autopsias realizadas a dos personas que murieron a mediados de septiembre pasado, revelaron que fueron envenenadas con una solución antiséptica a través del tratamiento intravenoso. Además las autoridades japonesas han encontrado en uno de los almacenes de enfermería del hospital decenas de bolsas de goteo intravenosas perforadas y que estaban contaminadas con la sustancia química.
Asimismo se informa que las 48 muertes se registraron entre julio y septiembre, y que todas las víctimas estaban internadas en la misma planta del centro médico. Muchos de los cuerpos ya han sido incinerados, lo que obstaculiza las investigaciones. La Policía sospecha que el 'ángel de la muerte' posiblemente es alguien del hospital.