19 de abril de 2017

  • 4/19/2017 04:21:00 p. m.


Elsa Iris Reyes (Jacqueline), de 30 años de edad, se encuentra desaparecida desde el pasado viernes 3 de marzo cuando, supuestamente, salió sola al mediodía a comprar alimentos al supermercado para sus dos hijos, de 2 y 11 años, según declaraciones de sus familiares.

Su esposo, Pascual Antonio Soto, contó  que ambos celebrarían su quinto aniversario ese mismo día y también informó que la mujer tuvo un período  de depresión hace dos años, pero en la actualidad  mostraba indicios de recuperación.
El domingo siguiente al suceso, la Policía encontró el monedero de la joven a orillas del mar, única pertenencia que tenía al momento de su salida.
Reyes reside en el kilómetro 12 de la carretera Sánchez, Santo Domingo Este, con su esposo y sus hijos, quienes se sienten consternados con la repentina desaparición. 
Los familiares fueron al supermercado, donde la joven presuntamente iba a comprar los productos y,  al revisar las cámaras de seguridad, no encontraron evidencias de que haya visitado el establecimiento. 
Desde hace unos días, sus allegados han distribuido afiches con sus informaciones personales en San Cristóbal y Santo Domingo. 
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Reportan desaparición de una joven que salió al supermercado



Elsa Iris Reyes (Jacqueline), de 30 años de edad, se encuentra desaparecida desde el pasado viernes 3 de marzo cuando, supuestamente, salió sola al mediodía a comprar alimentos al supermercado para sus dos hijos, de 2 y 11 años, según declaraciones de sus familiares.

Su esposo, Pascual Antonio Soto, contó  que ambos celebrarían su quinto aniversario ese mismo día y también informó que la mujer tuvo un período  de depresión hace dos años, pero en la actualidad  mostraba indicios de recuperación.
El domingo siguiente al suceso, la Policía encontró el monedero de la joven a orillas del mar, única pertenencia que tenía al momento de su salida.
Reyes reside en el kilómetro 12 de la carretera Sánchez, Santo Domingo Este, con su esposo y sus hijos, quienes se sienten consternados con la repentina desaparición. 
Los familiares fueron al supermercado, donde la joven presuntamente iba a comprar los productos y,  al revisar las cámaras de seguridad, no encontraron evidencias de que haya visitado el establecimiento. 
Desde hace unos días, sus allegados han distribuido afiches con sus informaciones personales en San Cristóbal y Santo Domingo.