4 de mayo de 2017

Dice la sabiduría popular y los estudios científicos que los adultos deberíamos dormir entre siete y ocho horas al día para estar descansados, pero mucha gente no logra acercarse.
Según una encuesta realizada en el Reino Unido, solo el 22 por ciento de los adultos duerme a diario lo suficiente.
El doctor Michael Mosley, un conocido presentador británico de programas de televisión sobre salud, recomienda un peculiar test casero desarrollado por el considerado como "el padre de la investigación sobre el sueño", Nathaniel Kleitman, que fue también el primero en identificar la fase R.E.M. (Rapid Eye Movement).
Para identificar si hay falta de sueño Kleitman, de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, ideó un test que cualquiera puede hacer fácilmente en casa.
Lo llamó Sleep Onset Latency Test y se trata de una prueba para ayudar a medir la duración del período de latencia antes del inicio del sueño.
El test debe hacerse durante las primeras horas de la tarde, con la ayuda de una cuchara y una bandeja de metal.
Según especifica el doctor Mosley, el individuo debe acostarse en una habitación silenciosa y a oscuras aguantando en la mano una cuchara sobre el borde de la cama.
Justo debajo, en el suelo, se pone la bandeja de metal.
Después, debe mirar el reloj justo antes de cerrar los ojos.
Cuando la persona se queda dormida la cuchara se cae de las manos y golpea la bandeja, creando un ruido que la despierta.
Cuando eso ocurre, se vuelve a ver el reloj para comprobar cuánto tiempo ha pasado.
Conforme a Kleitman, si te quedas dormido antes de cinco minutos después de cerrar los ojos quiere decir que tienes una falta severa de sueño.
Si lo haces dentro de un período de diez minutos, tienes "cierta falta de sueño".
Y si permaneces despierto durante al menos 15 minutos estás durmiendo lo suficiente.
Obviamente, una versión más sencilla de este test sería poner una alarma a los 15 minutos y comprobar si te quedas dormido antes de que suene.
Esta prueba es una manera sencilla de comprobar cuán cansado estás y de confirmar que tienes falta de sueño, a fin de tomar las medidas necesarias para aumentar tus horas de sueño.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Un test casero que te permite saber si estás durmiendo poco

Dice la sabiduría popular y los estudios científicos que los adultos deberíamos dormir entre siete y ocho horas al día para estar descansados, pero mucha gente no logra acercarse.
Según una encuesta realizada en el Reino Unido, solo el 22 por ciento de los adultos duerme a diario lo suficiente.
El doctor Michael Mosley, un conocido presentador británico de programas de televisión sobre salud, recomienda un peculiar test casero desarrollado por el considerado como "el padre de la investigación sobre el sueño", Nathaniel Kleitman, que fue también el primero en identificar la fase R.E.M. (Rapid Eye Movement).
Para identificar si hay falta de sueño Kleitman, de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, ideó un test que cualquiera puede hacer fácilmente en casa.
Lo llamó Sleep Onset Latency Test y se trata de una prueba para ayudar a medir la duración del período de latencia antes del inicio del sueño.
El test debe hacerse durante las primeras horas de la tarde, con la ayuda de una cuchara y una bandeja de metal.
Según especifica el doctor Mosley, el individuo debe acostarse en una habitación silenciosa y a oscuras aguantando en la mano una cuchara sobre el borde de la cama.
Justo debajo, en el suelo, se pone la bandeja de metal.
Después, debe mirar el reloj justo antes de cerrar los ojos.
Cuando la persona se queda dormida la cuchara se cae de las manos y golpea la bandeja, creando un ruido que la despierta.
Cuando eso ocurre, se vuelve a ver el reloj para comprobar cuánto tiempo ha pasado.
Conforme a Kleitman, si te quedas dormido antes de cinco minutos después de cerrar los ojos quiere decir que tienes una falta severa de sueño.
Si lo haces dentro de un período de diez minutos, tienes "cierta falta de sueño".
Y si permaneces despierto durante al menos 15 minutos estás durmiendo lo suficiente.
Obviamente, una versión más sencilla de este test sería poner una alarma a los 15 minutos y comprobar si te quedas dormido antes de que suene.
Esta prueba es una manera sencilla de comprobar cuán cansado estás y de confirmar que tienes falta de sueño, a fin de tomar las medidas necesarias para aumentar tus horas de sueño.