14 de enero de 2024





"Llegué a Puerto Rico con las manos vacías y  la cabeza llena de sueños por alcanzar".



Hato Rey, Puerto Rico. Confirmando que el trabajo fuerte y el buen servicio, son herramientas para lograr que su negocio El Buen Paladar,  celebrara los 25 años, de su creación, la chef dominicana Juana Toribio, brindó junto a sus familiares y amigos, por el aniversario de su proyecto culinario.


La fina y  sencilla  actividad, se llevó a cabo en las instalaciones de Eco's Sports Park, ubicado en el parque Luis Muñoz Marín, en San Juan. 


Manifestó que celebrar  25 años de trabajo, son retos que se viven día a día, siempre pensando que nunca se sabe todo y que cada día se aprende más,  para poder brindar el servicio de excelencia que merecen los clientes. 


"Agradezco primeramente a Dios por permitirme poder trabajar, a mi equipo de trabajo, mi familia y amigos que siempre me han apoyado, he logrado más de lo que pensé, siempre tenía un norte de salir adelante, gracias a mi madre Melania Sánchez, (EPD), que me enseñó a cocinar y con esta profesión pude educar a mis hijos, para que sean buenos profesionales y grandes seres humanos", expresó. 


También dió las gracias a sus clientes y patrocinadores, por el gran respaldo durante estos 25 años, expresando que sin ellos,  su negocio no fuera posible hoy día. 


" Cuando uno inicia un negocio tiene que fijarse metas que pueda cumplir, la perseverancia, dedicación, organización y responsabilidad, han sido los factores de poder llegar hoy a estos 25 años de celebración de El Buen Paladar, donde he invertido grandes esfuerzos,  pero con grandes frutos" indicó. 


Dijo que los inicios siempre son difíciles, pero hay que mantenerse positivo dando siempre la milla extra y el mejor de los servicios, recalcando que el buen trabajo es lo que hará crecer cualquier negocio. 


"Empecé hacer pininos en el año 1999, hacía pastelillos y bolitas de queso y luego seguí añadiendo variedades, hasta llegar a contar con una gran cantidad de clientes, que con su fidelidad nos han llevado a mantenernos y preferirnos entre las distintas ofertas", expuso.


Esta emprendedora mujer, nació  en La Jaiba, pueblo ubicado en la parte norte de la República Dominicana y llegó 

a Puerto Rico, en el año 1980 para luego estudiar artes culinarias en la Escuela Hotelera de San Juan, graduándose con honores.


Los años de trabajo y los frutos recogidos, les han enseñado a la chef Juana Toribio, que la mujer inmigrante sí puede, educarse y lograr sus metas, objetivos por los cuales se deja la patria atrás al inmigrar, para buscar un mejor porvenir fuera de su país.



Por Dominga Valdez 


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Chef dominicana Juana Toribio celebra 25 años de su negocio El Buen Paladar





"Llegué a Puerto Rico con las manos vacías y  la cabeza llena de sueños por alcanzar".



Hato Rey, Puerto Rico. Confirmando que el trabajo fuerte y el buen servicio, son herramientas para lograr que su negocio El Buen Paladar,  celebrara los 25 años, de su creación, la chef dominicana Juana Toribio, brindó junto a sus familiares y amigos, por el aniversario de su proyecto culinario.


La fina y  sencilla  actividad, se llevó a cabo en las instalaciones de Eco's Sports Park, ubicado en el parque Luis Muñoz Marín, en San Juan. 


Manifestó que celebrar  25 años de trabajo, son retos que se viven día a día, siempre pensando que nunca se sabe todo y que cada día se aprende más,  para poder brindar el servicio de excelencia que merecen los clientes. 


"Agradezco primeramente a Dios por permitirme poder trabajar, a mi equipo de trabajo, mi familia y amigos que siempre me han apoyado, he logrado más de lo que pensé, siempre tenía un norte de salir adelante, gracias a mi madre Melania Sánchez, (EPD), que me enseñó a cocinar y con esta profesión pude educar a mis hijos, para que sean buenos profesionales y grandes seres humanos", expresó. 


También dió las gracias a sus clientes y patrocinadores, por el gran respaldo durante estos 25 años, expresando que sin ellos,  su negocio no fuera posible hoy día. 


" Cuando uno inicia un negocio tiene que fijarse metas que pueda cumplir, la perseverancia, dedicación, organización y responsabilidad, han sido los factores de poder llegar hoy a estos 25 años de celebración de El Buen Paladar, donde he invertido grandes esfuerzos,  pero con grandes frutos" indicó. 


Dijo que los inicios siempre son difíciles, pero hay que mantenerse positivo dando siempre la milla extra y el mejor de los servicios, recalcando que el buen trabajo es lo que hará crecer cualquier negocio. 


"Empecé hacer pininos en el año 1999, hacía pastelillos y bolitas de queso y luego seguí añadiendo variedades, hasta llegar a contar con una gran cantidad de clientes, que con su fidelidad nos han llevado a mantenernos y preferirnos entre las distintas ofertas", expuso.


Esta emprendedora mujer, nació  en La Jaiba, pueblo ubicado en la parte norte de la República Dominicana y llegó 

a Puerto Rico, en el año 1980 para luego estudiar artes culinarias en la Escuela Hotelera de San Juan, graduándose con honores.


Los años de trabajo y los frutos recogidos, les han enseñado a la chef Juana Toribio, que la mujer inmigrante sí puede, educarse y lograr sus metas, objetivos por los cuales se deja la patria atrás al inmigrar, para buscar un mejor porvenir fuera de su país.



Por Dominga Valdez